Seguidores

jueves, 9 de julio de 2015

Tienes una Mente Maravillosa.

viernes, 1 de mayo de 2015

ENVEJECIMIENTO??

El desarrollo de las Neurociencias, pone en evidencia "creencias limitantes" que antaño no las considerábamos así. Una pequeña muestra.

El contenido es corto, muy sustancial.

Espero tu comentario, será un placer leerlo. De pronto, interactuar.
Saludos cordiales.

domingo, 5 de abril de 2015

domingo, 1 de febrero de 2015

OLAS PERTURBADORAS.


¿Te has percatado que la mayoría de las veces,  las influencias externas dominan tu vida? Alguien o algo nos ofende, entonces una ola gigante se levanta a manera de un gran perturbador. (He sucumbido vez tras vez)
¿Qué hacer entonces? Conectarnos con la riqueza interior, con el espíritu estable que yace en ti. Recuerdas que cuando eras niño/a  dormías, jugabas, realizabas actividades con mucha alegría y gozo. Esa percepción daba lugar a tu paz interior. Por lo tanto significa que cada uno de nosotros somos capaces de sostener nuestro equilibrio, independientemente de lo que diga, susurren o hagan los demás, porque ya tienes esos aprendizajes, a manera de redes neuronales.

Fundamental es considerar la manera cómo hablamos y cómo guardar silencio.
En un alto porcentaje, la necesidad constante de hablar, de mostrar a todos los "secretos" que tenemos, es una muestra indudable de un espíritu inestable. Guardar silencio en situaciones perturbadoras, otorga a tu interior la fortaleza de ganar sabiduría.  Tienes, igual que yo, la posibilidad cierta de crear una estabilidad interna cuando lo precises. Dicho en otras palabras, implica entrenarnos para no hablar ni reaccionar impulsivamente.

Es tu riqueza interior, la fuente de la que puedes beber, para afrontar esas olas perturbadoras. Si..., si están allí. Pero tu estás aquí.  Lo que tienes en tus manos es la fortaleza de un corazón apacible. Lo que tienes es una mirada limpia y emociones definidas para vivir sana y equilibradamente.
Las personas que "cuentan" con facilidad a otros lo que oyeron, vieron o sintieron, se asemejan a nadadores que se hundieron aferrados a una pequeña tabla. Pronto se disparan nuevamente a la superficie y no descansan hasta que no revelan a alguien lo vivido.

Tomar consciencia de la experiencia, es primordial, luego volver a visualizar la escena, contribuye a "notar" otros elementos, que en primer momento, no los tomamos en cuenta -y que son precisamente los perturbadores- Preguntarte con sinceridad, ¿qué aprendizaje hago de esta situación? ¿qué obtengo de ganancia, qué de pérdida? ¿Vale la pena retenerla? Responder te traslada a un aquí y ahora muy significativo. Te recuerdo que cada uno de nosotros somos "creadores" de las experiencias que llamamos realidades.

viernes, 2 de enero de 2015

EL OJO DE LA AGUJA.

El sentimiento de calificar a la vida como abrumadora, es más común de lo que parece.
Y es verdad, en momentos frecuentes. Tanto en lo personal como el mundo que vemos a diario, los episodios  se suceden con este ritmo.
Sencillamente hay tanto que hacer y parece muy difícil encararlo. De hecho, no es una sensación agradable, sin embargo si te acercas un poquito más a su interior, te das cuenta que hay varios mensajes por descubrir.
Primeramente, acepta la existencia de "mucho por hacer". Posiblemente te sientas que "el agua te llega al cuello". Alégrate de ello. No venimos a este mundo para trabajar, únicamente en lo posible, o dentro de nuestros límites. El reto de una vida, es ir más allá de esos límites.
Segundo, al hacer una ligera evaluación de la vida, hasta hoy vivida, es posible que también sientas que no has hecho lo que pudiste hacer. Nos pasa a todos. Entonces se aviva la llama de tu gran deseo de trascender. De sembrar semillas buenas, de hacer huellas para que otros pasen por ellas, de terminar con los mejores colores, el lienzo de tu vida.
Hay un secreto, hacer una pequeña abertura para que la LUZ del Creador, pueda inundar tus acciones. Y no me refiero a específicamente una acción de tipo religioso, sino una espiritual. Por ejemplo hacer algo que no lo habías realizado. Una acción positiva.
Conectarse con la LUZ, no entraña que seas un gran sabio, sólo debes dar el primer paso... Sólo toma la iniciativa y el Creador se encargará del resto. Crea una apertura tan pequeña como el "ojo de una aguja" y comprobarás que es suficiente para lograr tu más caro anhelo.

Inicias el año 2015, depende de ti cuan feliz puede ser.